10 consejos para el 2017

decdb4689d1f43842a9d290dc76cbe8b (1)10 consejos para el 2017

Ahora que llevamos unas semanas de recorrido en el 2017, empiezan a desvanecerse esos buenos propósitos de Nochevieja. Las obligaciones diarias vuelven a acelerarte hasta acabar el día cansado y con una opaca sensación de vacío. Es un buen momento para replantearte esas buenas intenciones de Nochevieja y evaluar todo eso que aparentemente ‘es’ importante. Eso que te impones y te imponen a menudo no es más que una capa superficial, no eres realmente tú. Busca una forma de obviar esa fachada tan pesada, para empezar a hacer las cosas por tu propia motivación en vez de por inercia. Los siguientes 10 pasos pueden ayudarte a perforar esa fachada:

  1. Antes de reaccionar ante una situación, párate a sentir lo que te está pasando por dentro. Tu percepción de los sucesos tiene que ver con tu historia personal. Aquellos sucesos que te irritan te reflejan las heridas del alma que aún no han sanado. Mira más allá de los acontecimientos. ¿Qué te pasa a ti por dentro, cual es la emoción de fondo que te irrita? ¿A quien quieres agradar con tu presión por hacer las cosas bien? ¿Qué creencias despreciativas esconde tu inseguridad? ¿Qué elemento provoca que siempre te falte tiempo? ¿O podría ser que tu irritación oculte un sentimiento de culpa o remordimiento? Sólo cuando tienes claro qué es lo que realmente te inquieta, puedes hacer algo para solucionarlo.
  2. Acepta la situación y busca soluciones constructivas. La frustración y la queja son una reacción poco eficaz. Rara vez aportan soluciones y sin embargo te chupan energía. En vez de reaccionar, empieza a actuar constructivamente. Acepta que no puedes controlarlo todo, es imposible. No puedes evitar que la realidad siga su propio ritmo, rara vez se presenta exactamente como tú pensabas. Puedes frustrarte y angustiarte por ello, o puedes aceptarlo y actuar en consecuencia. Frustrándote es como llegas al final del día agotado y con una sensación de impotencia. ¡Invierte esa energía y esos pensamientos en buscar soluciones alternativas! Notarás la diferencia – te sentirás motivado.
  3. Confía. En cualquier situación habrá cosas que sabes a ciencia cierta y otras que meramente supones. Diferencia claramente entre estas dos formas de saber y deja que tu intuición rellene esos huecos que te generan dudas e inseguridad. Confía en tu intuición, pues te aporta una visión de conjunto que te permite ir atando los cabos sueltos en tu razonamiento. Confía incluso más allá de tu intuición, en que ahí donde aún te faltan respuesta, en su momento encontrarás una solución. Quizás no la que esperabas, pero eso ya lo hemos visto en el paso anterior. Y ante todo confía en ti mismo y en tus capacidades. La confianza es esencial para diluir ese miedo incierto que te impide realizar lo que deseas.
  4. Céntrate en lo esencial. Tu ego es un tirano que siempre te exige más, nunca satisfecho con tus logros y con la situación tal como es. No te dejes despistar por tus exigencias y tus juicios. Céntrate en lo esencial, aquello que resuena contigo desde ese lugar interno al que sólo tú tienes acceso. Desde ahí eres coherente contigo mismo y actúas de forma auténtica.
  5. Relaciónate desde tu verdad. Se sincero en todo momento, contigo mismo y con los demás. Cuando no lo seas, no lo justifiques, pues estarías validando la incoherencia, cuyo precio es el desorden interno. Esto no quiere decir que te expongas como carne de cañón; busca otras alternativas, como puede ser el silencio o el humor.
  6. Encuentra refugio en tu silencio. A menudo estás obligado a hacer algo de forma forzada, sin desearlo de verdad. Es el precio que tienes que pagar por vivir en sociedad, la renuncia a ciertos aspectos propios, por el bien de la convivencia. Es un precio muy alto si en el proceso pierdes la noción de quién eres de verdad. Por suerte hay un refugio al que siempre puedes volver para reencontrarte – tu silencio interno. Cuando te sientes confundido, permanece en silencio hasta encontrar tus propias respuestas y motivaciones en lo profundo de ti mismo. Al principio quizás te resulte difícil, pero con el tiempo en tu silencio hallarás quietud y sabiduría.
  7. Siembra con cada acto la realidad que deseas. Por mucho que tus obligaciones te frustren y te agoten, en última instancia eres tú quien decides levantarte cada mañana y llevarlas a cabo. ¡Tú eliges, tú creas tu realidad! También podrías quedarte en la cama y pasar de todo. Ten claro cuales son las razones que te impulsan a levantarte. Incluso si pasas de todo, ten claro que eso es lo que has elegido hacer ese día y por qué. Busca hasta tener muy claro cual es la semilla de tu añoranza y toma esos motivos como estandarte. A lo largo del día recuerda y asegúrate de que todo lo que haces sustenta esa causa. Se consistente, pues con tus pensamientos, gestos, palabras, actos y las personas de las que te rodeas, estás creando en cada momento la realidad que tú eliges.
  8. Vive cada momento con pasión. Disfruta con lo que estás haciendo, es la mejor forma de no caer en el automatismo y el agotamiento emocional. Siente tus movimientos, el tacto, los olores, las sensaciones… Siente tu cuerpo, pues éste te va diciendo lo que necesitas en cada momento. Si estás a disgusto, introduce cambios dentro de lo posible – redecora, pon música, cambia el orden de las tareas, compensa haciendo luego algo gratificante… ¡Sé creativo! La creatividad te conecta con tu pasión y ésta te hace sentir libre.
  9. Vive de forma saludable. Cuando logras romper el espejismo de las apariencias y le encuentras tu propio sentido a tus actos y tus creencias, respetuoso contigo mismo y con los demás, percibes tu entorno de forma más armoniosa. Cuídate – descansa lo necesario, aliméntate de forma equilibrada, haz ejercicio – pues es a través de tu cuerpo que te conectas con tu entorno.
  10. Agradece. Gracias a la sociedad de bienestar en que vivimos, damos por hecho que es normal tener tres comidas al día, un techo bajo el que dormir, un coche, internet y todas las demás comodidades que hacen nuestra vida más fácil. Nos damos cuenta del valor de estas facilidades cuando por algún motivo dejamos de tenerlas y su ausencia nos provoca frustración y queja. La forma quizás más rápida de mejorar tu vida es invirtiendo este patrón de conducta. Hazte consciente del valor de quello que tienes mientras lo estás disfrutando. Llénate de agradecimiento, hacia ti mismo por haberlo obtenido y hacia quienes consciente o inconscientemente hayan contribuido a ello. Con el agradecimiento despejas tu mente de las preocupaciones, por muy reales que sean, pues la enriqueces con ideas constructivas.

Estos diez pasos te ofrecen una gama de colores luminosos para motivarte a crear un 2017 coherente, con trazos apasionados, pinceladas asertivas, en tonos de sincera gratitud. Llena este año con tu propio sentido, ¡conviértelo en tu obra maestra!

Este texto está inspirado en la Onda Encantada del Espejo. Según el calendario Maya  el 2017 facilitará este tipo de actitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *